Tips para que tus trajes se vean como nuevos

¡No hay nada peor que un traje que no te favorezca! Bueno, quizá un corazón roto o café en la camisa blanca puede ser peor, pero uno que no esté a tu medida no se aleja del horror

artbeco2

Foto: Getty Images

La silueta del traje evoluciona de la mano de las tendencias, las necesidades que tengas y el uso que le des, ningún traje se escapa de esta realidad. Seguro tienes uno en el closet que tienes años evitando por sus hombreras incómodas o el pantalón con la pierna tan ancha que te hace ver como si te lo prestaron a último minuto. Si este es tu caso, refresca la silueta y problema resuelto.

Transformar las piezas para alargar su vida útil es cada vez más frecuente. El consumo masivo y el fast fashion son modelos obsoletos que poco están cambiando porque nosotros, los usuarios, sabemos más y queremos mejor para el ambiente. La invitación de hoy es que alargues la vida útil de tus trajes mejorando algunos detalles para que se vean actuales y te sienten como un guante.

artbeco3

Foto: Getty Images

Estos son los arreglos más importantes, toma nota y llévale los detalles a tu retoucherie de confianza:

 

  • ¡Las mangas en tus muñecas, ni más ni menos! Todas deben estar al ras, sin taparte la mano pero sin quedarse cortas. Aquí la movilidad juega papel importante, no olvides siempre que debes estar cómodo.
  • El ruedo en su lugar, jamás debe cubrir el zapato. Cuando esto pasa, tus piernas se ven más cortas y los zapatos desaparecen. Llévalos contigo para que trabajen en base a ellos.
  • Nuevos botones siempre son buena idea. Porque el traje puede ser soñado pero si los botones son feos, se acaba la ilusión. Reemplazarlos por unos más bonitos hará que se vea más actual y complementen mejor el look.
  • El largo de la chaqueta también juega en tu contra. Sí, así como el ruedo es el toque crucial en tus piernas, el largo de la chaqueta apuesta por tus proporciones para que te veas mejor. Si es muy corta o muy larga la silueta pierde coherencia y el traje se convierte en tu enemigo.
  • El pantalón debe quedarte como un guante. No literalmente, pero sí sentirse como uno. Si es muy ancho te pierdes dentro de esos centímetros de tela extra y si es poco el pantalón se deforma. Toma en cuenta el alto de la pretina, las pinzas y qué tan formal es para que lo moldeen a tus piernas como debe ser.
  • Los accesorios correctos son el toque final: un par de zapatos arriesgados, una buena corbata y kaputt, ¡estás listo!

¡Cuando vistas ese traje como nuevo me cuentas el resultado, lo espero!

Comunicador social & fashion stylist.