Ventajas de un armario cápsula

El tema de los armarios cápsula tiene rato picándome el ojo, robándose mi atención. Hace mucho que el término va por allí haciendo de las suyas, mencionado entre otros bloggers como una nueva forma de consumir moda sin caer en cada oferta o nueva prenda trendy que nos topamos. No deja de sorprenderme su transgresividad, ¿es posible vivir con menos? Tenemos tanto tiempo consumiendo grandes cantidades de ropa que ahora toparse con una versión minimal de la vida luce arriesgado.

El concepto inicial de armario cápsula nace en el Londres de los 70s y fue acuñado por Susie Faux, quien lo definía como una colección de prendas esenciales y atemporales que te permiten vestirte durante todo el año, que sólo necesitan algún complemento de la temporada para adaptarlo al momento climático que estés viviendo.

En 1985 Donna Karan hace una colección basada en esta idea, donde le da a las modelos las piezas de ropa y estas se visten en pleno escenario, demostrando la versatilidad de las piezas y popularizando el concepto. La industria continúo revisitándolo, reinterpretándolo y adaptándolo al momento, sin duda una herramienta útil en tiempos donde el presupuesto es justo y quieres seguir viéndote bien.

Hacerlo posible requiere de: desapego, conocerse muy bien y estar dispuesto a reusar, ¿estás listo?

Los pasos básicos para planificar tu armario cápsula son:

  1. Elige una paleta de colores: lo ideal es mantenerse entre no más de tres colores que sean el centro de tu armario, así todo hace match sin problema y las piezas se pueden mezclar entre sí.
  2. Elige prendas atemporales: evita los estampados y cortes que apunten demasiado a una tendencia. Cuando esta muere, la prenda muere con ella y deja de funcionar.
  3. Elige prendas que respondan a tu estilo de vida: es importante que la funcionalidad del armario cápsula también sea un elemento que tomes en cuenta. Todo lo que forme parte de él debe responder a tu rutina diaria, no compres nada si no lo ves dentro de tu día a día.
  4. Elige materiales de calidad: este es el pilar para que el proyecto florezca. Invertir un poco más al principio asegurará que todo lo que compres durará lo necesario. Apuesta por mejores telas, busca productores locales con manufactura de calidad y apunta por lo mejor que entre en tu presupuesto. Comprar una camisa de calidad nos cuesta menos que las 4 que tenemos que comprar al año para reponerla.

La cantidad de prendas con las que decidas armar tu armario cápsula puede variar. Investigando la historia de este concepto y viendo cómo distintas personalidades en el mundo de la moda lo han aplicado te puedes encontrar de todo un poco.

En la práctica te puedes topar quienes lo han armado con 40 prendas, otros de 37, otros de 33. Empezar por 40 e ir disminuyendo poco a poco puede ser una buena idea para darnos este primer chapuzón de minimalismo y simpleza.

¿Cuáles prendas necesitas?

  • Tops:
  1. Camisas
  2. Franelas
  3. Chaquetas ligeras
  4. Abrigos
  • Pantalones:
  1. Jeans
  2. Pantalones de pinza
  3. Shorts
  • Traje: blazer y pantalón a juego.
  • Accesorios:
  1. Zapatos formales
  2. Zapatos casuales
  3. Zapatos deportivos
  4. Botas
  5. Bufanda
  6. Lentes de sol

Las ventajas son infinitas: inviertes menos tiempo al vestirte pero siempre te ves bien, tienes más tiempo para atender otras cosas en tu rutina, invierte menos dinero porque compras inteligentemente, ayudas a disminuir los niveles de contaminación porque consumes menos, construyes una imagen robusta de ti.

Aprovecha que el año está cerrando y comienza a organizar este plan para 2019, ¿te atreves? ¡Cuéntame todo!

Comunicador social & fashion stylist.