n7: La Heladería Que Deja Mal A Todos Los Helados Del Mundo

Yo soy “heladomana” de nacimiento. El helado ha sido para mí como una especie de religión y debido a eso he visitado cuanta heladería se me cruzado.

Hay helados que han marcado mi vida.

Recuerdo un sabor llamado “Chocolate Mambo”, que era un cremoso helado con tropezones de chocolate y dulce de leche. Lo servían en una heladería que ya no existe llamada Mambo, que quedaba en el Centro Comercial Los Robles, en Margarita. Ese helado tiene el sabor de la infancia. Lo recuerdo delicioso.

También recuerdo la barquilla que siempre pedía en la 4D. De “Bacci” y “Nocciola”. Confieso que no volví a esa heladería, porque otros “gelatos” empezaron a aparecer en mi camino.

El waffle de burbujas de Gelato e Café cambió mi vida. Todos los sabores de Gelato Mio también. Incluso, las heladerías que tanto se pusieron de moda, como Yogurtland, me enviciaron por el simple hecho de poder servirme mi helado como yo quisiera.

Todos esos helados estaban bien, eran perfectos, eran deliciosos, hasta que apareció n7 (@n7heladeria) en mi vida.

1

ADVERTENCIA: si vas, más nunca vas a ver los demás helados de la misma forma, así que ten cuidado.

Queda en la etapa II del Centro Comercial Plaza Las América, en el nivel Boulevard, junto al Banco Mercantil que da hacia la calle.

Lo primero que debes saber es que estos helados tienen una particularidad muy interesante: son hechos con nitrógeno. Sí, con nitrógeno. Ellos mismos se describen como “¡Una experiencia a -196°C!“. Ya, solo por eso, tuve que ir a ver de qué se trataba cuando, por casualidad, me encontré con su cuenta de Instagram.

Hay varios tamaños de tinitas y el cono de la barquilla la hacen al momento.

También hay varios sabores, pero yo no perdí el tiempo decidiendo: chocolate.

Luego puedes ponerle un acompañante: galletas, Flips, brownie, maní, lluvia de chocolate, frutas. Yo elegí Oreos.

2

De pronto, la muchacha que nos atendía sacó una jarra de una mezcla de chocolate completamente líquida, obtuvo el nitrógeno de una de las gigantes bombonas que tienen detrás del mostrador y empezó a hacer mi helado en una batidora.

3

Primero la mezcla líquida de chocolate, luego las Oreos picaditas y finalmente el nitrógeno, llenando de un humo blanco y espeso toda la heladería. El proceso de enfriamiento es cuestión de segundos. Lo que había sido una sopa de chocolate, inmediatamente se convirtió en una mezcla cremosa y brillante.

La muchacha se dispuso a servir el helado en la tinita y lo terminó de enfriar con otro toque de nitrógeno por encima, como si se tratara de un topping extra.

El líquido caía como agua, pero una vez que hacía contacto con el helado, aquel se evaporaba emanando más y más humo, mientras gotitas saltarinas de nitrógeno se escapan sobre la superficie del mostrador.

De verdad es un espectáculo digno de ver.

El resultado es otro espectáculo. Míralo:

4

Un helado tan cremoso que es casi imposible de creer. Es que de verdad, cuando yo los veía en la cuenta de Instagram de la heladería, no lo creía. Me parecía un helado más. Pero lo juro, no hay ningún helado que te hayas comido en toda tu vida que sea como este. De hecho, es mejor que ni vayas, porque todos los demás helados van a caer en una especie de mundo oscuro de la desilusión, porque no van a cubrir tus nuevos y altos estándares. A mí me está pasando. Es duro.

n7 tiene sus mesitas afuera. Ahí nos sentamos mi mamá, mi hermana y yo a no hablar y a no entender cómo aquel helado era tan perfecto y cómo no había existido algo igual.

Estoy segura de que en el mundo entero deben haber millones de helados en todas sus formas, colores y sabores, pero estoy segura que ninguna será como n7 y eso es lo que me gusta de Caracas.

Caracas parece ser una ciudad como pudiera ser cualquier otra, pero en una esquina de un centro comercial, hay una heladería que te cambiará la vida para siempre. No importa para donde vayas, en tu mente siempre quedará el recuerdo de ese helado que te comiste aquí y ese recuerdo se quedará contigo por siempre

Esta entrada esta marcada en Caracas.
@paularussap