Ideas para un “regreso a clases” inolvidable

El primer día de clases es un momento significativo para los niños y  sus padres. Ya se trate del inicio de la guardería, los primeros niveles de preescolar, primaria o bachillerato, la ocasión siempre quedará en nuestra memoria por lo que es: el comienzo de una nueva etapa.

Y aunque de por sí es una experiencia memorable, los padres podemos hacerla aún más especial, sobre todo para ayudar a los niños a deshacerse de esa ansiedad inicial (“¿Me gustará mi maestra?”, “¿Estaré con mis amigos en el mismo salón?” “¿Y si tengo algún problema?”). El objetivo es que nuestros hijos se sientan amados y acompañados y que sepan que los logros en la vida hay que celebrarlos.

Aquí algunas ideas sencillas y divertidas:

En los días previos

  1. Conviertan la compra de lista de útiles en una especie de “búsqueda del tesoro”. Es decir, pueden visitar juntos las tiendas y librerías e ir buscando y “tachando” aquello que necesitan. Para celebrar el logro, vayan a comer helados. Si ya adquirieron los útiles pueden sacarlos, revisarlos, ordenarlos e identificarlos.
  1. Organicen una “Fiesta de año nuevo escolar”. En la noche previa al regreso a clases pueden preparar una cena especial que le guste a los niños (pizza, mini hamburguesas o nuggets caseros), pedir deseos para el nuevo año escolar y brindar con algún jugo o limonada.
  1. Hagan un “Desfile de moda” con los uniformes o los atuendos y accesorios que utilizarán ese día, para que los pequeños tengan una idea de cómo lucirán. Los niños disfrutarán un montón y podemos tomar fotos para inmortalizar la “diversión”.
  1. Comiencen la tradición del “hada del regreso a clases”. Así como existe el “Ratón Pérez” podemos inventar al “Hada del regreso a clases”, que visita a los niños el día antes y les deja al pie de la cama algún detalle divertido que podrán usar en el nuevo año escolar: una cartuchera de su personaje favorito, unos marcadores fluorescentes, unas etiquetas graciosas para identificar sus cuadernos.
  1. Si no es el primer día de colegio de tu niño, rememoren otros regresos a clase, viendo fotos y conversando sobre sus experiencias previas. Así ambos podrán apreciar cuánto ha crecido y el camino que ha recorrido.
  1. Si tienes, busca fotos y otros recuerdos de tus primeros días de clases y háblale a tus hijos sobre tus experiencias favoritas.
  1. Si lo permiten, hagan una visita a su colegio para que se familiarice con su salón y la maestra y tenga una idea del lugar donde deberá desenvolverse a diario.
  1. Vayan a la biblioteca infantil o librería y adquirieran algunos libros sobre la escuela o el regreso a clase. Otra opción es crear su propia historia y escribirla e ilustrarla en un block de hojas blancas.
  1. Planifiquen en casa un “Día especial del regreso a clase” para hablar sobre la ocasión, responder dudas, leer libros, ver películas o dibujos animados relacionados con el tema.

back-to-school-1210124_640

En el regreso a clases

  1. Preparen un “desayuno especial”. Pueden ser panqueques arcoíris con una gota de colorante de varias tonalidades o arepa rosada (de remolacha) en forma de corazón. Lo ideal es despertarse un poco antes para poder disfrutarlo en calma.
  1. Inmortaliza el momento de una forma “emblemática”. Puede ser usando una pizarra que diga su nombre, su edad, el grado y el año o puede ser con un cartel impreso o dibujado con marcadores. Cuando estén vestidos y listos para salir de casa, con su morral en la espalda o su lonchera en la mano, tomamos una foto para tenerla como recuerdo. Luego cada año podemos hacer lo mismo y comparar fotografías.
  1. Hagan una “oración para un regreso a clases exitoso”. En internet es posible encontrar varias oraciones para este momento. Si somos creyentes esta es una linda tradición. Incluso podemos invitar a los niños a hacer la suya propia pidiendo bendiciones para el nuevo año escolar y dando gracias por la oportunidad de estudiar.
  1. Incluir en su lonchera una nota de amor y si todavía no saben leer un dibujo de un corazón o algún otro. También podemos enviarle una merienda “especial” con su fruta favorita, su jugo preferido y algún dulce saludable que los haga sonreír.
  1. Realicen una “encuesta de regreso a clases”. Ya sea escrita o en video, se les puede preguntar sobre que desean ser cuando sean grandes, que es lo que más les gusta de su colegio, su asignatura o actividad favorita. La idea es leerla o escucharla al finalizar el año escolar para ver si ha cambiado de parecer.
  1. Dales “algo” que los acompañe en el día. Para las niñas puede ser un brazalete a juego, uno para mamá y uno para ellas con algún dije especial, y a los varones les podemos hacer un dibujo en el dorso de la mano y a nosotras otro igual.
  1. Musicalízales el trayecto. Para que se relajen en el camino al colegio nada mejor que algunas de sus canciones favoritas. En ese sentido existen unos discos de canciones personalizadas con el nombre del niño que pueden ser una gran opción. Si son todavía muy pequeños, los “clásicos infantiles” son una apuesta segura y si son más grandes aquella que sepamos es su música de preferencia.
  1. Recíbelos con amor. Y luego de superar las expectativas del primer día, nuestros pequeños merecen relajarse y sentirse amados. Para eso podemos decorarle su cuarto con globos o pompones de papel de seda. Lo más importante es estar dispuestos si desean conversar o compartir sus experiencias.

El dato

Y el regreso a clases no sólo es un día especial para nuestros hijos sino también para nosotras que, aunque los amamos mas que nada, deseamos o necesitamos volver a nuestra rutina habitual. Lo podemos celebrar con un rico café espumoso, en silencio o con una amiga, o con una clase de yoga o de alguna disciplina que disfrutemos.

 

 

@agobiosdemadre