El color de la temporada… ultra-violeta

Como ya es tradición, Pantone, creador de la famosa escala de colores Pantone Matching System, publicó el color “oficial” del 2018: Se trata del Ultra Violet y como estamos comenzando el año, vamos a hacer tendencia con este color, incluido tu plato!

En la Naturaleza existen cientos de variedades de alimentos con colores y tonalidades diversas. Cada uno de ellos tiene beneficios para la salud y en esta oportunidad comparto contigo los beneficios de la gama de alimentos entre azul, morado y rojo, para que comiences el año de tendencia y con muchos beneficios para tu salud.

Los alimentos color violeta o morado, contienen un tipo de nutriente particular llamado antocianinas, responsable de todas las tonalidades morada, azul y/o roja en algunas frutas. Seguramente ha leído algo de ellos, pues su contenido en el jugo de una fermentado (vino) ha sido ampliamente estudiado y documentado en el amplio espectro de la dieta mediterránea y sus beneficios. El interés por los pigmentos antociánicos se ha intensificado recientemente porque durante su paso del tracto digestivo al torrente sanguíneo, las antocianinas permanecen intactas así como sus propiedades farmacológicas y terapéuticas, lo que supone un impacto directo sobre la salud de quienes consuman estos alimentos de color tan particular.

Como en todos los casos, la cantidad de antocianinas dictará la pauta en la intensidad del color, así que mientras más intenso sea el color, mayor concentración de esta potente molécula, que al igual que los antioxidantes, protegen contra el daño celular de los radicales libres. Las antocianinas también se estudia por su eficacia en la lucha contra el cáncer, enfermedades del corazón y las condiciones cerebrales relacionadas con la edad, además del mejoramiento de la agudeza visual y del comportamiento cognitivo y efectos antitumorales, antiinflamatorios y antidiabéticos.

Otro interés que ha cobrado el estudio y la extracción de las antocianinas de los alimentos, se debe a su alto poder como pigmento natural, en especial para sustituir a aquellos que obtenidos de manera artifical, son cada vez menos utilizados y permitidos por la industria alimentaria debido a sus efectos colaterales. Al final comparto contigo una sencilla formula para extraer tu propio pigmento natural y usarlo en tus preparaciones.

¿Dónde puede obtener este maravilloso nutriente?

En un principio, que tu instinto te guíe, todas las frutas y vegetales que tengan coloración entre rojo y azul, pasando por el color de la temporada: el morado o violeta, contienen una potente dosis de antocianinas: moras, remolacha, uvas, berenjena, arándano, higos, pasas, ciruelas, grosellas, repollo, las versiones moradas de papas, maíz y zanahoria y desde nuestra región del sur: Seje y Azaí (manaca).

¿Cómo debo comerlos?

Lo ideal es incluirlos a diario en todas las comidas, la Organización Mundial de la Salud recomienda ingerir 5 porciones de frutas y vegetales al día, por lo que tienes 5 oportunidades diarias de hacer lucir tu plato regio, además de muy saludable y con grandes beneficios para tu salud!

Como seguramente en tu lista de propósitos 2018 está reconciliarte con los alimentos, un lunes sin carne y una ensalada fresca al día pueden ser una magnifica manera de aprovechar los beneficios del ultra-violeta en tus encuentros con la comida de cada día.

Mientras más frescos y menos procesados estén, mucho mejor! algunos deben ser sometidos a procesos de cocción, en estos caso te invito a utilizar técnicas como el vapor, el horneado y el salteado para mantener la mayor concentración de los nutrientes. Ten en cuenta que ademas de la antocianina, las frutas y los vegetales son ricos en micronutrientes: vitaminas y minerales.

Que este año, tus platos estén a la vanguardia en términos de moda, salud y bienestar.

Como te ofrecí al principio de este post, dos formulas estupendas para hacer colorantes naturales en casa, son de la autoría de Leites Culinaria.

Colorante rosa

¼ taza (60 g) de remolachas cocidas (enlatadas o frescas)

½ taza (4oz / 115g) de jugo de remolacha (de lata o líquido de cocina)

En una licuadora o procesador de alimentos, mezcle la remolacha y el jugo juntos hasta que quede suave. Pase a través de un tamiz para eliminar las remolachas y guarde el líquido de remolacha que es su colorante de alimentos. Almacene en un recipiente hermético por hasta 6 semanas en el refrigerador.

Colorante morado/azul

½ taza (4oz / 115g) de arándanos frescos o congelados (si están congelados y descongelados)

⅓ taza (3oz / 90g) de agua

En una licuadora o procesador de alimentos, mezcle los arándanos y el agua juntos hasta que quede suave. Me gusta usar bayas congeladas porque tienen mejor color cuando se descongelan. Pasa a través de un colador para quitar las pieles y la pulpa de la mezcla, de modo que te quede el líquido púrpura.

Almacene en un recipiente hermético por hasta 6 semanas en el refrigerador.

Esta entrada esta marcada en Cocina.
@cocinasegura