A despedirse de los excesos con el método KonMari

KonMari es el método de organización acuñado por Marie Kondo, donde se parte del desapego para alcanzar la felicidad. La autora consiguió el #1 en los bestsellers del New York Times con La magia del orden, libro que también inspiró el show de Netflix Tidying Up with Marie Kondo, el cual recomiendo sin duda porque te ayuda a ver en vivo y directo cómo poner en práctica todos sus consejos.

Sin duda, un recorrido exitoso y en ascenso con una hazaña como protagonista: despedirse de los excesos. Nada duele más que tener que apartar el componente emocional ante tus posesiones y aceptar racionalmente que ya no aporta nada a tu vida. Empiezas con la ropa, luego con los libros y papeles y luego con los misceláneos, todo planteado como un ritual que abrirá espacio a que tu vida se transforme, tal cual como lo promete Marie.

Lo que más atrapa de todo el lifestyle que nos propone la autora es su criterio para conservar o desechar cada cosa: si te trae alegría, lo dejas. De lo contrario, te despides y le agradeces por haber sido parte de ti. Sin titubear te aseguro que es el mejor criterio para este proceso, porque si tienes cosas que sólo traen alegría, usarlas te hará sentir como la mejor versión de ti. Además, imagina lo simple que será vivir con todo lo que sí te funciona en lugar de ese cúmulo de cosas que sólo estorban en el panorama.

Hablando de vivir con menos, ¿te atreves a vivir con sólo 40 prendas de ropa en tu armario? Te cuento aquí las ventajas del armario cápsula.

¿Cómo ponemos el método KonMari en práctica? Enfoquémonos en la ropa.

● Imagina cómo será el espacio una vez lo hayas desocupado y ordenado.
● Vacía todo tu closet, vestier, armarios y demás espacios de almacenamiento y pon toda la ropa en una misma pila, te sorprenderá todo lo que tienes acumulado.
● Toma prenda por prenda, siéntela y hazte la pregunta del millón: ¿esta prenda me hace feliz?

1

Si es afirmativo, la conservas.

2
Si es negativo, debes agradecerle por haber sido parte de ti y despedirte.

La idea es que cada pieza que no conserves tenga un nuevo camino, y no sea simplemente desechada. La ropa tiene mil vidas y lo que ya no te funciona puede ser la nueva prenda favorita de alguien más. Las donaciones serán tu mejor receptor de todo el exceso.

● Luego de reflexionar sobre cada pieza es momento de guardar todo lo que te hace feliz. Organízalo por categoría, en lugar de locaciones. Para poder tener completa visión de todo lo que tienes, no lo repartas en distintas áreas de tu casa, por ejemplo.

● Marie también tiene un método para doblar la ropa y aprovechar mejor los espacios, estos videos nos guían paso a paso:

¿Estás listo para cambiar tu vida? ¡Ponlo en marcha y me cuentas!

Comunicador social & fashion stylist.