2019: EL AÑO DEL VEGANISMO

Durante el último medio siglo, el veganismo ha sido una minoría dentro de una minoría, pero de acuerdo con los pronósticos, 2019 será el año en que el veganismo se generalice.

El interés por una forma de vida en la que las personas eviten no solo la carne sino todos los productos de origen animal, incluidos los huevos, la lana y la seda, está aumentando, especialmente entre los millennials.

Las estadísticas apuntan que una cuarta parte de los estadounidenses de 25 a 34 años de edad dicen que son veganos o vegetarianos.

Basados en esta tendencia generacional, el negocio de proporcionar comidas veganas está en auge y las investigaciones orientadas a obtener “carne sin carne” ya están rindiendo frutos.

beco-72-2

Hay muchas razones por las que las personas deciden probar la comida vegana. Para la mayoría, el amor a los animales es el catalizador. Algunas personas quieren sentirse mejor con ellas mismas y con el impacto que hacen en el mundo.

A otros les gustaría plantearse un desafío, y muchos combinan la más reciente propuesta “Veganuary” (una iniciativa global que invita a practicar el veganismo a lo largo de todo el mes de Enero) con sus “Resoluciones de Año Nuevo” y considerar que ser “veganos” es el comienzo de un año más saludable.

Las investigaciones demuestran que la salud es la segunda razón por la que las personas se vuelven veganas. La mayoría busca reducir sus niveles de colesterol, reducir su presión arterial, reducir el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas.

Los estudios han demostrado que, en promedio, los veganos tienen un índice de masa corporal más saludable (medida de la grasa corporal según la altura y el peso) en comparación con los omnívoros y los vegetarianos. Las pruebas de dietas también han demostrado que ser vegano es más efectivo que una dieta estándar baja en grasas.

Un ensayo controlado de dos años en Obesity comparó una dieta moderada baja en grasas con una dieta vegana. Los resultados mostraron que los veganos perdieron significativamente más peso que los de la dieta baja en grasas.

beco-72-3

En mayo de 2018, los científicos que están detrás del análisis más completo hasta la fecha del daño que la agricultura agrícola hizo al planeta declararon que evitar la carne y los productos lácteos era lo más importante que una persona podía hacer por el medio ambiente.

Joseph Poore, de la Universidad de Oxford, quien dirigió la investigación, dijo: “Una dieta vegana es probablemente la mejor forma de reducir su impacto en el planeta Tierra, no solo los gases de efecto invernadero sino la acidificación global, la eutrofización, el uso de la tierra y el uso del agua. Es mucho más grande que reducir sus vuelos o comprar un automóvil eléctrico “.

Si estas decidida a dar el paso e iniciarte en este mes en un plan de alimentación “sin productos de origen animal” Ten presente que es totalmente posible comer una dieta saludable y equilibrada sin carne, pero generalmente se requieren algunos retoques, especialmente al principio.

Hay algunos nutrientes necesarios que solo están disponibles de fuentes animales, y mientras que muchas alternativas a la carne y los lácteos suplementan sus productos teniendo en cuenta a los vegetarianos y veganos, es una buena idea cubrir los requerimientos con algunos suplementos. Por ejemplo, agregando vitaminas B12 y D3, Omega-3 y hierro a tu dieta, puede llenar de manera confiable cualquier espacio que quede al reducir su consumo de carne.

Evita ser demasiado invasivo con amigos o familiares sobre sus hábitos alimentarios. Ya sea que estés haciendo esta elección por razones éticas o ambientales, recuerda que es tu elección, no de ellos.  Aún no he visto a una persona que se convierta a la causa a través de un excesivo “proselitismo”, así que mantén las estadísticas para ti a menos que te lo pidan.

Lo que si te recomiendo es que seas capaz de explicar tus motivaciones. Prácticamente cada vez que se revela que alguien elige no comer carne (o comer menos), se le pregunta ¿por qué?  Así que ten organizados tus argumentos de la manera más genuina y sencilla posible. Puedes tener una respuesta corta (por ejemplo: ”Es por razones éticas”) para quienes preguntan solo para conversar del tema.

Si te hacen más preguntas, decide en el momento cuan detallado quieres ser, aqui siempre recuerdo elegir las “batallas” que voy a librar, pues con honestidad hace mucho que dejé de intentar convencer a otros, para mi, las acciones y lo que “esta a la vista” no necesita mucha explicación.

Recuerdo con cariño una conversación con un buen amigo que insistía que era muy aburrido comer sin carne, entre risas y comentarios (unos mas punzantes que otros) salió el tema de la edad… su respuesta fue “luces muy bien para tu edad” y le respondí: “¿Lo ves? comer sin carne tiene ciertos beneficios” Así que sin mucho estrés ambos cerramos el tema con la convicción que las explicaciones ya estaban a la vista.

Mi última recomendación si decides iniciarte en este camino, es que busques acompañamiento profesional. Convertirse en vegano (que no es igual que ser vegetariano o flexitariano) requiere aprender algunos conceptos y procesos que ocurren en nuestro cuerpo para evitar problemas posteriores. Pedir ayuda está bien, y creo que esa, también es una buena resolución para este nuevo año.

Esta entrada esta marcada en Cocina.
@cocinasegura